El Real Madrid se entrena en su ciudad deportiva en la que es la última sesión de trabajo antes de recibir mañana al Barcelona (21.00 horas, Movistar). Lo hace con la moral disparada después de su pase a las semifinales de la Liga de Campeones, una altura de la competición en la que se ha presentado en 12 de las últimas 14 temporadas. El ejercicio de resistencia en el Etihad compensa a través de lo mental gran parte de las secuelas físicas de la batalla de Mánchester.

Courtois vuelve a entrenarse con el grupoMARCA

A lo que siempre supone un Clásico, independientemente del momento de juego de los equipos, se suma esta vez que el equipo de Carlo Ancelotti puede dar carpetazo a la Liga. Una victoria ante el equipo de Xavi Hernández dispararía la distancia a 11 puntos cuando quedarán ya 18 en juego. Además, el equipo blanco tendría un punto extra, porque en casa de perder toda esa ventaja también sería campeón en caso de empate a puntos.

Courtois, con el grupo

Ancelotti no cuenta esta mañana con Mendy, ausente por un pequeño problema muscular en su pierna izquierda. No está descartado, pero al no entrenar es mañana sería raro que estuviera ante el Barça. Se une el francés a los dos jugadores que aún trabajan para superar sus graves lesiones de rodilla: Alaba y Courtois. Militao ya tuvo minutos de fuego real en el Etihad. Pero en el caso del portero belga los plazos de acortan. Después del contratiempo que sufrió hace tres semanas hoy ya trabaja con el grupo.

La cuestión ahora para Ancelotti es medir el grado de cansancio acumulado por sus jugadores en el partido del miércoles. A su favor juega que por delante aparece una semana en la que no hay partido hasta el viernes, cuando el Madrid visite a las nueve de la noche la casa de la Real Sociedad.





Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *