Erling Haaland no ha tenido mucho protagonismo en la eliminatoria ante el Real Madrid. El Manchester City ha echado de menos al noruego. Lgico cuando caes eliminado y compruebas que el noruego no ha marcado gol alguno. Lo visto en el csped en ambos choques ha dejado evidencias y una de ellas apunta a que tampoco ha sido una referencia muy buscada por sus compaeros. El toque por sistema le penaliza y en el cmputo de los 210 minutos de juego se extra la ausencia de algunos registros que se adaptaran ms a lo que puede aportar el internacional noruego.

Manchester City 1-1 (3-4) Real Madrid: resumen y goles| Liga de Campeones (Cuartos de final, vuelta)

En el choque en el Santiago Bernabu s que particip ms y se le vio ms metido en la dinmica del equipo. Los espacios fueron mayores y ah se mueve mejor el delantero centro. En el Etihad, aunque suene extrao, el dominio del City no jug a su favor. Cierto es que tuvo una ocasin que termin en el larguero de la portera de Lunin, pero durante esos minutos de monlogo de toque y toque de baln del equipo ingls, la sensacin es que Haaland es un argumento que no se utiliza como se debe y que a cualquier equipo le gustara tener.

El delantero se siente identificado con el Manchester City, con la ciudad, con la Premier, pero eso no quita para que en ocasiones eche de menos, eso de sentirse ms protagonista. Haaland ha demostrado que tiene potencial para dar y regalar, pero en ocasiones plasmarlo no es solo cuestin del protagonista y s de los que le rodean. Es un futbolista acostumbrado a asombrar a todos con lo que hace y en las ltimas semanas la sensacin que flota en el ambiente es que el City de Guardiola no ha contado con ese argumento como principal eje de su juego. Es ms, en varias de las ocasiones, en las que entr un juego, su contacto con el baln lleg tras segunda jugada, como fue la que termina con el remate al larguero.

Guardiola: “Haaland? El objetivo no es ganar el Baln de Oro”

Este argumento ha sido muchas veces debatido desde que Haaland lleg al City en el verano de 2022, pero pareca que haba quedado en el olvido tras la espectacular temporada vivida en su primer ejercicio en el ftbol ingls. El estilo del ex entrenador del Barcelona es innegociable y ese no pasa precisamente por balones o dar pases en largo, condicionantes, entre los que el noruego se mueve de maravilla Y los que llevan a los rivales a prestarle especial atencin, algo que ha hecho el Real Madrid con Rdiger y Nacho.

Ese sentirse importante es fundamental en muchas ocasiones para los jugadores y en el doble duelo ante el Real Madrid, Haaland no se sinti como referencia de un equipo que le ha llevado a conquistar la gloria europea con el triunfo del pasado ao en la Champions League. En ocasiones, el cario eleva el rendimiento de los futbolistas.

Adems, se ha dado la circunstancia de que durante toda la segunda parte en el partido de vuelta del Real Madrid, Haaland arrastr molestias fsicas. No se sinti bien, lo que le llev a pedir el cambio en el final del tiempo reglamentario. Fue el momento en el que se fundi en un abrazo con Julin lvarez, desendole suerte ante el reto que tena por delante. Ni se quit del medio como algunos se han atrevido a decir, ni Guardiola prescindi de l. El noruego, prefiri dejar sitio un compaero que estuviera en plenitud de condiciones, algo que l no estaba en ese momento.

Los nmeros de Erling Haaland no son los de la temporada pasada. Aquellos eran de un futbolista sobrenatural, muy por encima de la media, pero eso no significa que se pueda poner en duda la capacidad de un jugador que suma en lo que va de temporada 31 goles y seis asistencias. En el ejercicio pasado se fue hasta los 51 tantos y nueve pases de gol, con una media asombrosa de casi a gol en cada partido que jug, ya que disput 52.

Hasta la eliminacin del pasado mircoles se hablaba de Haaland como el ms firme candidato a un Baln de Oro, que ahora parece buscar destino. Muchos dicen que el premio debi ser suyo la pasada temporada, pero lo que parece ahora, una certeza es que la eliminacin en Champions a manos del Real Madrid, juega en su contra.





Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *